¿Cómo se constituye una cooperativa?

En Clases de Cooperativas como colores hay en el mundo os comentábamos que las cooperativas son empresas societarias y que su regulación dependía de la comunidad autónoma en la que nos encontremos.

Antes de determinar los pasos para constituir una cooperativa recordamos alguna de sus  características generales:

a.- Son sociedades de responsabilidad limitada. Por lo tanto, las personas socias de la cooperativa, no responden, frente a terceros con su patrimonio, de las actuaciones que desarrolle la cooperativa, esto exige constitución ante notario.

b.- Un número mínimo de socios. Como norma general necesitamos tres personas para constituir una cooperativa. Aunque, y esto lo comentaremos en próximos post, existen comunidades autónomas como país Vasco y Extremadura, que con dos personas ya podríamos constituir una cooperativa.

c.- Capital mínimo totalmente desembolsado ante notario. En casi todas las comunidades autónomas necesitamos 3000 Euros, hay excepciones como en Castilla y León donde el capital mínimo de constitución es de  2.000 Euros. Además si nuestra cooperativa fuera de ámbito nacional, nuestra Ley de referencia en la constitución sería la Ley 27/1999, de 16 de julio y en virtud de ella no existe mínimo de capital para constituir una cooperativa, y serán los Estatutos de la cooperativa la que fijarán el capital mínimo que servirá para poner en funcionamiento la cooperativa.

d.- Los órganos de gobierno y decisión se rigen por el principio de autogobierno democrático a través de una Asamblea General y un Consejo Rector.

e.- En las cooperativas de trabajo asociado, las personas socias en sus estatutos eligen el Régimen de la Seguridad Social en el que podrán darse de alta.

f.- Su constitución se realiza mediante escritura pública ante notario la cual deberá ser inscrita en el Registro de Sociedades Cooperativas. Las cooperativas no necesitan inscripción en el Registro Mercantil (al contrario de lo que sucede con otro tipo de sociedades como la laboral  por ejemplo), además la inscripción en el registro de cooperativas no genera ningún coste. En cambio toda actuación ante registro mercantil lleva aparejada una tasa. Alguna ventaja teníamos que tener las cooperativas. Con la inscripción en el Registro de Cooperativas correspondiente la cooperativa adquiere personalidad jurídica propia y ya puede facturar y ponerse en funcionamiento. Leer más